PRINCIPADES NOVEDADES REGLAMENTO 1169/2011 SOBRE LA INFORMACION ALIMENTARIA FACILITADA AL CONSUMIDOR

Información nutricional obligatoria
Se introduce un etiquetado obligatorio sobre información nutricional para la mayoría de los alimentos transformados (excepto bebidas alcohólicas que contengan más del 1,2% en volumen de alcohol y alimentos no envasados), esto es, el valor energético, las grasas, las grasas saturadas, los hidratos de carbono, los azúcares, las proteínas y la sal aunque serán aplicables a partir del 13 de diciembre de 2016 por lo que las empresas todavía tienen un periodo de dos años para adaptarse.

Etiquetas más legibles
El etiquetado debe ser claro y legible. Para ello, se establece un tamaño mínimo de fuente para la información obligatoria de 1,2 mm, excepto si la superficie máxima de un envase es inferior a 80 cm² que se reduce a 0,9 mm y en los casos de que sea menor de 25 cm² la información nutricional no será obligatoria.
No obstante, el nombre del alimento, la presencia de posibles alérgenos, la cantidad neta y la fecha de duración mínima se deberán indicar siempre, independientemente del tamaño del paquete.

País de origen
Otra modificación destacable es la extensión de la obligatoriedad de indicar el país de origen en el etiquetado. No sólo será obligatorio para la carne fresca de vacuno, frutas y verduras, la miel y el aceite de oliva, a partir de ahora también lo será para la carne fresca de cerdo, ovino, caprino y aves de corral.

Aceites o grasas vegetales
Por fin los aceites o grasas de origen vegetal no se podrán agrupar en la lista de ingredientes bajo la designación “aceites vegetales” o “grasas vegetales” y deberá aparecer la indicación del origen vegetal específico al menos en “proporción variable” (Ejemplo: Ingredientes: … aceites vegetales (girasol, soja y maíz en proporciones variables).

Nanoingredientes
Es obligatoria la indicación en la lista de ingredientes de todos los nanomateriales con función, así podremos saber con exactitud todo lo añadido al alimento.

Alérgenos
Dependerá si la empresa alimentaria se dedica a producir alimentos envasados o no.
Si los alimentos están envasados, la información sobre los alérgenos deberá aparecer en la lista de ingredientes, debiendo destacarse claramente del resto de la lista de ingredientes (modificando el tipo de letra, en negrita, con un color que contraste o subrayándolo). En ausencia de una lista de ingredientes debe incluirse la mención “contiene”, seguida de la sustancia o producto que se considere alérgeno (sustancias presentes en los alimentos que, en personas sensibles, pueden provocar reacciones alérgicas). El reglamento incluye los principales alérgenos que son 14: altramuces, apio, cacahuetes, cereales con gluten, crustáceos, mostaza, frutos de cáscara, huevos, leche, moluscos, pescado, sésamo, soja y sulfitos y dióxido de azufre concentraciones superiores a 10 mg/Kg o mg/l.
Los alérgenos también deberán ser indicados en los alimentos no envasados que se vendan al consumidor final, aquí se incluyen los establecimientos que sirven comidas como bares, cafeterías, restaurantes o similares o venden alimentos sin envasar o envasados a petición del consumidor, como por ejemplo fiambres, panes, sándwiches, tartas, comidas preparadas u otros alimentos a granel.
La manera de facilitar esta información sobre los alérgenos debe estar clara, legible y disponible de forma escrita en soportes como: un menú o carta, una pizarra o cartel próximo al alimento u otra opción es utilizar carteles fácilmente visibles y accesibles que indiquen dónde se puede obtener esa información, ya sea de forma escrita u oral.

Es IMPORTANTE saber que EL DESCONOCIMIENTO no es una excusa ya que el cambio en la legislación implica que desde el pasado 13 de diciembre de 2014 no puede decirse que se desconocen los alérgenos presentes en los alimentos que se suministran.

Existen varias formas para facilitar la información a los consumidores y las empresas tienen que escoger el método más adecuado para su negocio y el tipo de alimentos que sirve, por lo que la información es clave para que las empresas alimentarias puedan adaptarse a los nuevos cambios legislativos.

Consúltenos ante cualquier duda y deje asesorarse por expertos en ciencia y tecnología de los alimentos.

etiquetado-alimentos2

Anuncios
Esta entrada fue publicada en normativa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s